La insulina

Qué es la insulina?

La insulina es una hormona sintetizada y secretada por el páncreas, el pancreas es un organo de estructura alargada de unos 15 cm de longitud, 100 gramos es el peso y está situado detrás del estómago. El páncreas se compone de dos partes: la exocrina y endocrina. Los componentes de la parte exocrina son cerca de 80 a 85% de la glándula total. El peso total del páncreas endocrino en el adulto sin embargo, no excede de 1 a 1,5 gr. La parte exocrina secreta varias enzimas que son necesarias para la digestión. La parte endocrina, la componen los “islotes de Langerhans”, que se componen de varios tipos de células. Son las células alfa (también llamado células A), que secretan glucagón, las células beta (también llamados células B), que secretan la insulina, las células delta (también llamadas células D) que secreta somatostatina.

La insulina fue descubierta en 1922 por Banting y Best. Su estructura química fue descubierta en 1956 por Sanger. Y Steiner descubrio la proinsulina en 1967.

Debido a la secreción de insulina, el azúcar en sangre se mantiene dentro de los límites normales.

Funciones de la Insulina en nuestro cuerpo

  • Nuestro cuerpo necesita glucosa para producir energía, con el fin de llevar a cabo las diferentes funciones vitales del cuerpo . La glucosa se obtiene de los hidratos de carbono, principalmente cereales y almidón como el trigo, el arroz de frutas, etc La insulina ayuda a la entrada de glucosa a todas las células del cuerpo. Sin embargo, la entrada de glucosa en el hígado, el cerebro, de RBC es en gran parte, es independientes de la insulina. Por lo tanto, la insulina mientras se encuentre dentro de las células del cuerpo, convierte la glucosa en energía, que se requiere para realizar las funciones principales del cuerpo. Pero cuando la insulina es insuficiente o inexistente, , la glucosa no es transportada a las células y no se produce energía.
  • Junto con la entrada de glucosa a las células, la insulina también ayuda en la SIS del glucógeno, es decir, la síntesis de glucógeno a partir de glucosa en las células del hígado y el músculo. Este glucógeno almacenado actuará como una fuente de energía de reserva. Entre las comidas, cuando las células necesitan energía, el glucógeno almacenado se transforma en glucosa y es utilizado por las células.
  • La insulina inhibe la síntesis de glucosa a partir de otras fuentes de carbohidratos (conocido como neoglucogénesis). Esto disminuye el nivel de glucosa en la sangre.
  • La insulina también ayuda a la entrada de aminoácidos en las células y su síntesis en la proteína.
  • La insulina promoueve la lipogénesis (es decir, la síntesis de triglicéridos) y, por tanto facilita la entrada de los ácidos grasos en las células.

Por lo tanto, en ausencia de insulina el mantenimiento del nivel de azúcar en la sangre se ve obstaculizado, lo que lleva a la hiperglucemia, y sus graves consecuencias.

email

Entradas relacionadas:

  1. Resistencia a la insulina
  2. La bomba de insulina
Te ha gustado?

Deja un comentario