Cuidado de los Pies

Si usted tiene diabetes, tener un buen cuidado de los pies es muy importante. El mal cuidado del pie puede llevar a serios problemas, incluyendo la posibilidad de tener que   amputar el pie o la pierna.

Una persona con diabetes, es más vulnerables a padecer problemas en los pies porque la enfermedad puede dañar los nervios y reducir el flujo de sangre a los pies. Se estima que uno de cada cinco personas con diabetes que buscan atención hospitalaria lo hacen por problemas en los pies. Los problemas más graves se pueden prevenir si sigue ciertas recomendaciones sobre el cuidado de sus pies.

Recomendaciones para evitar el pie diabético

Lavar y secar sus pies todos los días

  • Use jabones suaves.
  • se agua tibia.
  • Seque bien sus pies, pero sin frotarse.
  • Después del lavado, usar crema en los pies para evitar grietas. No se aplique loción entre los dedos.

Examine sus pies todos los días

  • Compruebe la parte superior e inferior de los pies. Pídale a alguien que mira sus pies si usted no puede verlos.
  • Compruebe si hay piel seca, agrietada.
  • Puedes buscar ampollas, cortes, rasguños o llagas .
  • Compruebe si hay enrojecimiento, aumento de calor, o sensibilidad al tocar cualquier área de sus pies.
  • Compruebe si hay uñas encarnadas o callosidades.
  • Si usted tiene una ampolla o llaga por los zapatos, no la reviente. Aplique una venda y use otro par de zapatos.

Cuide las uñas de los pies

  • Corte las uñas después de bañarse, cuando estén blandas.
  • Corte las uñas en forma recta y lisa con una lima de cartón.
  • Evite el corte en las esquinas de los dedos.
  • Si lo desea, vaya a  un podólogo (médico de los pies) para cortarle las uñas de los pies.

Tenga cuidado al hacer ejercicio

  • Camine y haga ejercicio con zapatos cómodos.
  • No haga ejercicio cuando usted tiene llagas en los pies.

Proteja sus pies con zapatos y calcetines

  • Nunca camine descalzo. Siempre proteja sus pies y use zapatos o zapatillas de suela dura.
  • Evite los zapatos con tacones altos y con punta.
  • Evite los zapatos que exponen sus dedos del pie o los talones (como zapatos abiertos o sandalias). Estos tipos de zapatos aumentan el riesgo de infecciones y lesiones potenciales.
  • Pruebe el calzado nuevo con el tipo de calcetines que suele llevar.
  • No usar zapatos nuevos más de una hora.
  • Probar y sentir dentro de sus zapatos antes de ponérselos para asegurarse de que no hay objetos extraños o áreas ásperas.
  • Evite los calcetines ajustados.
  • Use calcetines de fibras naturales (algodón, lana o mezcla algodón lana).
  • Use zapatos especiales si su médico se lo recomienda.
  • Use zapatos o botas que protejan sus pies de diversas condiciones climáticas (frío, humedad, etc.)
  • Asegúrese que sus zapatos los siente cómodos. Si usted tiene neuropatía (daño nervioso), no se puede notar que sus zapatos están muy apretados. Realice la “prueba de calzado” que se describe a continuación.

Prueba del Calzado

Utilice esta sencilla prueba para ver si los zapatos los nota cómodos:

  • Apoye el pie en un pedazo de papel. (Asegúrese de que está de pie y no sentado, debido a que su pie cambia la forma al ponerse de pie.)
  • Dibuje el contorno de su pie.
  • Dibuje el contorno de su zapato.
  • Compare los trazados: Es un calzado demasiado estrecho? Está el pie comprimido en el zapato? El zapato debe ser de al menos 1 cm más largo que su dedo más largo y tan ancho como el pie.

Opciones de calzado adecuado para las personas con diabetes

Al elegir el calzado adecuado si usted tiene diabetes:

  • Compre zapatos cerrados de dedos y talones.
  • Compre zapatos con la parte externa de cuero, pero sin costuras en el interior.
  • Asegúrese de que haya al menos 1 cm mas de espacio extra al final de su dedo más largo.
  • El interior del zapato debe ser suave, sin áreas ásperas.
  • La suela debe ser de un material rígido.
  • El zapato debe ser al menos tan ancho como el pie.

Consejos para la Seguridad del pie

Para mantener tus pies seguros si usted tiene diabetes:

  • No espere para tratar un problema en el pie de menor importancia. Siga las indicaciones de su médico y las directrices de primeros auxilios.
  • Reporte las lesiones y las infecciones de los pies a su proveedor de atención médica de inmediato.
  • Verifique la temperatura del agua con el codo, no el pie.
  • No use una almohadilla caliente en sus pies.
  • No cruce las piernas.
  • No se automedique sus llagas , callos u otros problemas en los pies. Vaya a su médico o podólogo para tratar estas condiciones.

Cuándo llamar a su médico

Consulte a su médico si usted tiene diabetes y alguno de los siguientes problemas con los pies:

  • El pie de atleta (como grietas entre los dedos)
  • Llagas o heridas en los pies
  • Las uñas encarnadas
  • El aumento de adormecimiento o dolor
  • Callos
  • Enrojecimiento
  • Ennegrecimiento de la piel
  • Juanetes
  • Infección
  • Si las articulaciones medias de los dedos de los pies están permanentemente dobladas hacia abajo
Te ha gustado?

Deja un comentario