La Importancia del Ejercicio en la Diabetes

El ejercicio regular es especialmente importante para una persona con diabetes. Ayuda con el control de azúcar en la sangre, pérdida de peso, y presión arterial alta. Las personas con diabetes que hacen ejercicio tienen menos probabilidades de experimentar un ataque al corazón o un derrame cerebral que los diabéticos que no haga ejercicio regularmente. El ejercicio, en general, ayuda a controlar los niveles de glucosa en la sangre, porque el ejercicio provoca que las células musculares utilicen más azúcar y oxígeno que las otras. El ejercicio también ayuda a que la insulina trabaje mejor.

Hay dos tipos principales de ejercicion , el ejercicio aeróbico y anaeróbico.

Ejercicios aeróbicos: Es un ejercicio constante a lo largo de un período de tiempo que hace que nuestro cuerpo utiliza más oxígeno. Esto hace que nuestro corazón y pulmones sean más fuertes, reduce los lípidos en la sangre, reduce la presión sanguínea, y consumen azúcar de la sangre. Los ejercicios aeróbicos son por ejemplo caminar rápidamente, andar en bicicleta, bailar, nadar, trotar, esquí de fondo, algunos deportes de equipo, etc

El ejercicio anaeróbico: Se compone de breves ráfagas de energía que trabajan una parte del cuerpo a la vez, tales como levantamiento de pesas. Se desarrolla los músculos, pero no fortalecen el corazón y los pulmones. Se utiliza una pequeña cantidad de azúcar en la sangre, pero no lo suficiente como para tener mucho efecto sobre los niveles generales de azúcar en la sangre.

Ambos tipos de ejercicios son beneficiosos. Mientras que el ejercicio aeróbico trabaja para reducir el azúcar en la sangre mejor, los beneficios de las actividades anaeróbicas, como el entrenamiento con pesas también son importantes. Para obtener el máximo beneficio, el ejercicio aeróbico debe realizarse 3 a 5 veces a la semana, durante 20-30 minutos cada vez. Si una persona está tomando insulina es más fácil de equilibrar sus niveles de glucosa en la sangre si el ejercicio se hace a la misma hora del día.

¿Cómo regula el ejercicio la glucosa en la sangre?

El ejercicio regular es de gran valor en los pacientes que sufren tanto de diabetes tipo 1 , como la diabetes tipo 2.

A veces, puede parecer más fácil tomar una pastilla  que ponerse en lass zapatillas para caminar y correr por el campo. Pero la verdad es que el ejercicio, en combinación con una dieta saludable, es una de las mejores cosas que una persona puede hacer para cuidar de sí mismo  si  está sufriendo de diabetes. Debido al ejercicio, la glucosa se metaboliza en el cuerpo y por lo tanto el nivel normal de azúcar en la sangre se mantiene. El ejercicio aumenta la eficiencia del cuerpo, porque aumenta la sensibilidad de los tejidos a la insulina en pacientes con diabetes mellitus tipo 2. Aquí, más cantidad de glucosa es forzada a salir de la corriente de la sangre y en las células donde se utiliza para la producción de energía. Por lo tanto, esta condición reduce el nivel de glucosa en la sangre. Se ha sabido que, el ejercicio también aumenta la demanda de los músculos de glucosa. Si los músculos se están ejercitando, requieren más glucosa  que los músculos que los que no están en condiciones de funcionamiento. Por lo tanto, esta condición también reduce el nivel de azúcar en la sangre.

Además, a todo esto, el ejercicio quema calorías, que por lo tanto ayuda a bajar de peso o mantener un peso saludable. Y se dice que en una persona de peso saludable, el nivel de azúcar en la sangre se mantiene en rango normal, especialmente en diabetes tipo 2.

El ejercicio puede mejorar la circulación, especialmente en los brazos y las piernas, donde las personas con diabetes pueden tener problemas. Ejercicio posiblemente puede reducir la cantidad de medicamento que necesita para tratar la diabetes o incluso eliminar la necesidad de medicación. El ejercicio también nos proporciona un alivio de estrés, que es el principal factor que contribuye a elevar los niveles de azúcar en la sangre.

Por otra parte, los ejercicios reducen el peso en el caso de la persona obesa. Si se tiene un peso corporal extra se pone la tensión innecesaria sobre las células beta, que necesitan un exceso de trabajo, y por lo tanto la función de las células beta se ve afectada para toda la vida. En algunas personas, el ejercicio combinado con un plan de comidas, puede controlar la diabetes mellitus tipo 2 sin necesidad de medicamentos.

Ejercicio, hipertensión y diabetes

El ejercicio, ayuda a reducir la presión arterial alta. Una presión arterial alta puede conducir a un ataque al corazón o un derrame cerebral. Por lo tanto, el ejercicio ayuda a reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Con todas estas cosas buenas a su favor,  sólo unas pocas personas hacen ejercicio o actividad física en su tiempo libre .

La hipertensión es más común en un diabético que en un no-diabéticos. Está presente en más del 50% de los pacientes con diabetes mellitus no insulino dependiente y puede o no estar acompañado de daño renal. La hipertensión es un factor de riesgo importante para el desarrollo de macro / micro enfermedad vascular en los diabéticos. A pesar del aumento del riesgo cardiovascular se ha demostrado en sujetos diabéticos adultos con una presión ligeramente superior a 130/80 mm Hg. La decisión de tratar los niveles ligeramente elevados de presión arterial debe descansar sobre bases clínicas en cada individuo. La hipertensión sistólica aislada es más común en un diabético que un no diabético y es un factor de riesgo para la enfermedad micro vascular, pero el tratamiento debe ser individualizado. En los diabéticos, la presión arterial alta puede ser debida a causas secundarias, que deben ser cuidadosamente consideradas y descartadas.

Las medidas primarias para el manejo de la hipertensión en los diabéticos incluyen, ejercicio regular, la optimización del peso, la cesación del hábito de fumar y la restricción de sal en la dieta. Los medicamentos que debe darse a los diabéticos para la hipertensión deben ser cuidadosamente pensados, porque los medicamentos para muchos hipertensos muestran efectos secundarios en los individuos diabéticos.

Ejercicio, colesterol y diabetes

El ejercicio puede ayudar a reducir el colesterol de los diabéticos. Por lo tanto, al reducir el nivel de colesterol en los diabéticos, el riesgo de enfermedad cardiaca, como ataque cardiaco o un derrame cerebral se reduce. El ejercicio disminuye el colesterol elevado en sangre, aumentando la cantidad de lipoproteínas de alta densidad (HDL), que son los principales responsables de eliminar el colesterol del torrente sanguíneo. El ejercicio también reduce los triglicéridos y el tipo malo de las lipoproteínas de baja densidad en la sangre y por lo tanto disminuye la presión arterial, que a su vez minimiza o reduce el riesgo de ataques de calor en los diabéticos. La aterosclerosis es también impedida por el ejercicio en las personas diabéticas. No se produce el endurecimiento de las arterias , si una persona diabética realiza ejercicio regular.

Hoy en día, el colesterol se ha convertido en el principal problema de salud pública a nivel nacional. En los EE.UU. el Instituto Nacional de Salud ha descrito el colesterol alto como una epidemia. Esto realmente no es de extrañar, ya que se ha observado que la enfermedad cardíaca mata a muchas personas cada año y el nivel de colesterol elevado es el principal factor causal en ellos. Para evitar esto, el Instituto Nacional de Salud ha dado ciertas pautas de tratamiento del colesterol. Siguiendo los programas preventivos de los programas de prevención o recibiendo un tratamiento adecuado, el nivel de colesterol en los pacientes disminuye considerablemente y con ello reduce la incidencia de enfermedades más graves. Las estatinas son la familia de fármacos más comúnmente utilizados para tratar el colesterol alto.

Seleccion de los ejercicios

Si la gente está fuera de forma y han sido recientemente diagnosticados con diabetes, y entonces debe ver a su médico antes de comenzar un programa de ejercicios. El médico puede guiar mejor sobre el tipo de ejercicios que son buenos para él en función de como este la  diabetes de controlada. Por otra parte, el doctor puede elegir una actividad física agradable que sea perfecta para su nivel de condición física actual.

Ejercicios como caminar, nadar o andar en bicicleta debe ser la elección apropiada. Se debe tratar de evitar las actividades como correr o saltar que podría lesionar sus pies. El paciente debe recordar que se ha de estirar  antes y después del ejercicio y que debe usar siempre calzado cómodo. Al caminar o correr, la persona debe estar muy segura de que sus zapatos le queden bien y están diseñados para la actividad. Se debe estar alerta para por las ampollas. Se deben usar unos zapatos  un poco de cada día hasta que se sienta cómodo y no sea tan susceptible de causar ampollas.  Los diabéticos deben elegir los ejercicios correctamente. No debe elegir un ejercicio extenuante, ya que puede elevar la presión arterial en ellos. Si un paciente tiene problemas de los pies, entonces debe elegir nadar o andar en bicicleta en lugar de correr porque es mejor para los pie. Después de hacer la elección final del ejercicio, se debe comenzar el ejercicio de la actividad poco a poco con un bajo impacto. Por ejemplo, si una persona tiene que andar, entonces debe comenzar con cinco minutos y añadir un poco de tiempo cada día.

Ejercicios como el buceo, paracaidismo y escalada de montaña no son recomendables para las personas con diabetes. Debido a que, durante la realización de estos ejercicios, la hipoglucemia puede aparecer lo que puede conducir a complicaciones graves.

Caminar

Los diabéticos pueden reducir su riesgo de morir prematuramente con apenas levantarse y caminar. Estos ha sido descubierto por varios investigadores. Su estudio encontró que las personas diabéticas que caminaban al menos dos horas a la semana tenían casi un 40 por ciento de reducción de la mortalidad por todas las causas. Muchos estudios han demostrado los beneficios de ejercicios físicos regulares incluyendo una disminución en el riesgo de desarrollar diabetes. Pero la investigación tambien habla sobre el efecto del ejercicio en personas que ya tienen la enfermedad. En este estudio los investigadores de los Centros para la Prevención de Enfermedades  miró a casi 3.000 adultos con diabetes. Todos fueron interrogados sobre sus hábitos de ejercicio a través de encuestas aplicadas en la comunidad. Los participantes fueron seguidos durante ocho años. En comparación con las personas que no hicieron ejercicio, los que reportaron al menos dos horas a la semana de marcha tuvo una tasa de mortalidad 39 por ciento menor en general y un 34 por ciento menor de muerte cardiovascular de origen vascular. incluso mejores resultados se observaron para los que caminaron de tres a cuatro horas a la semana. Por lo tanto, estos hallazgos apoyan las recomendaciones actuales que caminar a paso acelerado en una base regular es una conducta de salud clave para las personas que sufren de tipo 2 La diabetes mellitus. Esta caminata diaria regular evitar la deposición de grasa y mantienen la circulación normal de la sangre sobre todo en las extremidades.

Frecuencia del ejercicio

Se debe tratar de hacer ejercicio a la misma hora cada día y con la misma duración. Esto le ayudará a controlar su azúcar en la sangre. Es principalmente recomiendable hacer ejercicio por lo menos tres veces a la semana durante 30 a 45 minutos. Pero si una persona no tiene por lo menos 30 minutos de ejercicio , deben romper su rutina en intervalos más cortos. Podrían realizar ejercicio durante 10-15 minutos en la mañana antes de ir al trabajo. Luego se debe tomar unos 10-15 minutos a pie a la hora del almuerzo. Por otra parte se puede realizar ejercicio durante 10-15 minutos por la noche.

Cuando ejercicio

Se ha observado que un estilo de vida sedentaria aumenta las probabilidades de tener sobrepeso y el desarrollo de un gran número de enfermedades crónicas. El ejercicio o actividad física regular ayuda a muchos órganos del cuerpo, los sistemas de AOs funcionar mejor y mantiene una serie de enfermedades aparcadas. El ejercicio físico mejora las posibilidades de vivir más tiempo y una vida más sana. También impide el desarrollo de enfermedades del corazón o el desarrollo de ciertos tipos de cáncer como el de colon y cáncer de mama. También previene y ayuda en el control de diabetes tipo 2. A pesar de todos los efectos beneficiosos, el enfermo debe fijar el tiempo para hacer ejercicio. No debe excederse a sí mismo. Por lo tanto, la regularidad, la intensidad y duración del ejercicio son muy importantes. Se recomienda media hora de ejercicio aeróbico continuo. Durante este ejercicio, el corazón aumenta durante unos minutos y aparecen gotas de sudor. Esto es todo lo que se requiere generalmente. Se deben dejar de hacer ejercicio a la vez, si se siente algun tipo de molestias como dolor en el pecho, el cuello o en cualquier otra parte del cuerpo.

Precauciones

Sin duda, los ejercicios son muy buenos para las personas que sufren de diabetes, pero ciertas precauciones se deben tomar al realizarlas. Debe ser evidtado el exceso de ejercicio durante el entrenamiento. Si después de suspender el ejercicio, la tasa de respiración y el pulso no vuelve a la normalidad se demuestra que la persona tiene sobrecargada y esto puede llevar a una condición conocida como hipoglucemia, que es la reducción en el nivel de azúcar en la sangre.

Durante el ejercicio, la persona no debe usar ropa ajustada. Se debe usar ropa suelta y cómoda y el tipo de ropa que use debe adaptarse a las condiciones meteorológicas. En verano, ropa ligera de color en general. Si una persona se está ejercitando , se debe tener cuidado que este teniendo sus comidas regulares, es decir la cantidad suficiente de hidratos de carbono que proporciona su dieta. De lo contrario, puede aparecer hipoglucemia .

El paciente no debe mantener el ejercicio de forma continua si se encuentra con ampollas o cortes en los pies. El ejercicio debe ser inmediatamente detenido hasta que tenga los pies curados.

Escucha a tu cuerpo

Si los niveles de azúcar estan por encima de 300 mg / dl, entonces él / ella no debe hacer ejercicio. Debido a que el ejercicio puede aumentar ll nivel de glucosa en la sangre. Se debe a que cuando la persona que realiza ejercicio, el hígado libera glucosa, que se ha almacenado en él en forma de glucógeno.

Si una persona está enferma o sufre de algún tipo de infección, también debe ser detenido, hasta que la persona se recupere. Se debe a que durante la condición de enfermo, los niveles de azúcar en la sangre ya son muy difíciles de controlar y los ejercicios pueden agravar la condición.

La presencia de cetonas en la orina, también indica que no se debe realizar ejercicio. Se debe a que cuando hacemos ejercicio, por lo general se quema la glucosa y la grasa. Así que cuando las grasas se queman con el fin de proporcionar energía, liberan ciertos productos como cetonas. Cantidad suficiente de insulina en la sangre significa que poca cantidad de cetona puede usarse como combustible. Pero cuando hay menos cantidad de insulina,  las cetonas se depositan y se excreta en la orina. Por lo tanto, la presencia de cetonas en la orina indican que nuestro cuerpo no tiene suficiente cantidad de insulina para mantener el nivel de azúcar en la sangre por debajo del rango normal.

Si detecta hormigueo o dolor o entumecimiento en las piernas a continuación, también se debe dejar de hacer ejercicio.

Durante ciertos cambios, climáticos, como en condiciones meteorológicas extremas, frío o calor, hay una mayor probabilidad en los diabéticos para el desarrollo de hipoglucemia y por otra parte, debido al clima frío pueden aparecer grietas debido a la mala circulación y neuropatía. Si el paciente siente mareos, náuseas o dificultad para respirar, entonces no debe hacer ejercicio. Además, si él / ella sufre del problema de visión borrosa entonces también deberían dejar de hacer ejercicios.

email

Entradas relacionadas:

  1. La importancia de la impotencia en los hombres diabéticos.
Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales o deja un comentario.

Comments (2)

 

  1. Albert dice:

    Les felicito, un artículo, muy claro y conciso, me ha resultado de gran ayuda, muchas gracias.

  2. Gracias a mi en lo personal me esta ayudando mucho este articulo

Deja tu mensaje